Depresión Postparto: Tratamiento

¿Has dado a luz un hijo sano y hermoso, pero  no puedes parar de llorar? ¿Todo te parece agobiante?  Lo más probable es que sufres de una Depresión Postparto.

¿Qué es la Depresión Postparto?

Es una depresión que sufre la madre debido a los cambios fisiológicos, psicológicos y hormonales del parto. Lo habitual es que aparezca en el postparto inmediato, pero puede iniciarse hasta 1 año después.

El 10 a 15% de las mamás tiene una depresión Postparto. Esta Depresión interfiere con la capacidad de la madre para relacionarse con su hijo/a.

¿Cuáles son los síntomas de la Depresión Postparto?

Es un cuadro de Depresión en una madre con un hijo/a  que es menor a un año y en donde se agrega:

1-Desinterés o excesiva preocupación por el hijo/a

2-Sentimiento de culpa o miedo a ocasionar daño

¿Cuándo una Depresión Postparto es GRAVE?

Los siguientes elementos clínicos hablan de una Depresión Postparto de cuidado extremo:

  • Angustia e Insomnio  severos
  • Elementos psicóticos con ideas delirantes
  • Agresividad o gran pasividad
  • Rechazo y descuido hacia el niño/a
  • Intento suicida

¿Quiénes están en riesgo de sufrir una Depresión Postparto?

Las siguientes características de una madre una Depresión Postparto:

  • Ser adolescente
  • Antecedente de cuadros psiquiátricos
  • Pérdidas o duelos recientes: separaciones, fallecimientos
  • Depresión Postparto en el pasado
  • Falta de apoyo familiar
  • Ser madre soltera o tener una relación de pareja inestable
  • Consumo de alcohol o drogas
  • Embarazo de alto riesgo
  • Cesárea y accidente del parto
  • Recién nacido con una enfermedad grave o de mal pronóstico

3 Pilares en el Tratamiento de la Depresión Postparto

  1. Tratamiento farmacológico:  según el tipo de Depresión Postparto se indican Antidepresivo (Depresión Unipolar) o Estabilizadores de Animo (Depresión Bipolar). Lo óptimo es mantener la lactancia, y en ese caso se usan fármacos que no influyan en esta función y que sean inocuos para el niño.
  2. Ayuda de familiares y amigos: Permitir el descanso, filtrar llamadas y visitas. Todo debe ser aceptado con agrado por la enferma, restringir las salidas de casa.
  3. Recibir consuelo y esperanza: Transmitir tranquilidad y optimismo. NO  insistir en que la paciente atienda a su hija/o, ya que esto sólo aumenta el desconsuelo que ya vive.

RESUMEN: La Depresión  Postparto afecta al 10% de las mujeres y su tratamiento es esencial puesto que interfiere con la capacidad de la madre para relacionarse con su hijo/a.